Aireado y escarificado del césped: los trabajos olvidados

 

En muchas ocasiones consideramos que para que nuestro césped luzca un buen estado es necesario únicamente seguir un correcto calendario de siegas, riegos y fertilización. Esto es cierto, pero a menudo se nos olvidan otra serie de tareas, que al no tratarse de las habituales, solemos tener tendencia a olvidar. En este grupo podemos incluir las labores de aireado y escarificado.

Con el paso del tiempo, es habitual que, por un lado el terreno donde se asienta nuestro césped tenga tendencia a compactarse. Por otro lado, también es muy habitual, que en la base del césped y por el desarrollo excesivo de las raíces y restos de siegas, aparezca una especie de fieltro. Éstos dos factores, por separado o en conjunto, nos van a crear problemas en nuestro césped, ya que impiden una correcta aireación del mismo, así mismo, dificulta que tanto el agua como los nutrientes alcancen las raíces del césped y nuestra pradera muestre signos de enfermedad.

musgo

                                                                      Musgo, “el gran enemigo”

 

A continuación explicaremos brevemente en que consiste cada una de estas acciones.

Aireado:

Si notamos que nuestro césped cuando llueve o regamos tiene tendencia al encharcamiento  o, si éste está en pendiente, tiende a correr por la superficie, es una señal de que nuestro terreno se encuentra excesivamente compactado, bien por el gran transito que soporta o porque sea de una naturaleza arcillosa. En estas situaciones, es necesario airear el terreno, para facilitar el correcto drenaje del mismo, y facilitar el acceso de oxigeno, agua y nutrientes a las raíces. Éstas labores, a no ser que tengamos una gran superficie de césped que tratar, caso en el cual nos valdremos de medios mecánicos, las podemos realizar nosotros mismos mediante el uso de herramientas tan habituales como horcas, clavándolas a una profundidad de 10 cm. aproximadamente y realizando unos agujeros de unos 2 cm de diámetro. Otra posibilidad, es la utilización de herramientas específicas, como un sacabocados. Esta herramienta extrae pequeños cilindros de suelo, creando espacios que favorecen el correcto drenaje de la pradera.

sacabocados

                                                                    Detalle de un sacabocados

 

Existen también unas plantillas con una serie de pinchos en la planta que nos permiten realizar la misma operación mientras damos un tranquilo paseo por nuestro jardín.

plantillas

                                                No es recomendable jugar a futbol con esos “tacos”

 

Éstas labores son recomendables realizarlas siempre con el terreno húmedo.

Escarificado:

La labor de escarificado consiste en arañar la superficie del terreno para eliminar el fieltro y el tan odiado musgo, que tantos problemas causa en las praderas de la zona norte de Navarra, y que tiene tendencia a aparecer sobre todo en praderas no muy soleadas y/o con orientación norte. Así mismo, favoreceremos el drenaje gracias a las aberturas creadas por las cuchillas.

detalle escarificado

                                                         Detalle del terreno tras el escarificado

 

Este trabajo se puede realizar a mano en praderas de tamaño pequeño, mediante la utilización de rastrillos especiales. Para praderas de tamaño mediano-grande es recomendable la utilización de medios mecánicos. Este tipo de maquinas consiste en un rodillo longitudinal con cuchillas. Es recomendable realizar pases entrecruzados (perpendiculares entre si) para eliminar de forma completa el fieltro y musgo. Una vez realizada esta labor puede ser recomendable realizar una aporte de recebo (mezcla de arena silícea y compost vegetal) para mejorar la estructura del suelo, y en función del estado del césped, una resiembra. No debemos preocuparnos si después de realizar esta labor el césped queda con un aspecto desmejorado, es una labor muy beneficiosa para él, y en poco tiempo presentará un mucho mejor aspecto.

escarificador

                                                                         Escarificado mecánico

 

´La mejor época para realizar estas labores es en primavera, abril, principio de mayo, antes de que comiencen los calores estivales. así que os animo a que las realicéis, vuestra pradera y sobre todo vosotros mismos lo agradeceréis.

Espero que éste articulo os sirva de ayuda. Ante cualquier consulta, no dudéis en poneros en contacto con nosotros a través del correo o redes sociales!